Prioridades para la Investigaci�n

de la Red de Rapaces Neotropicales

 

 Esta es una gu�a para ayudar a los investigadores, organizaciones patrocinadoras y otros conservacionistas a comprender e identificar las �reas m�s importantes en la investigaci�n y conservaci�n de rapaces neotropicales. La Junta Asesora de la RRN se encarga de actualizar esta gu�a de manera que su contenido se mantenga relevante.

 

 1. Distribuci�n y abundancia de rapaces end�micas regionales poco conocidas.

En muchos casos se conoce muy poco sobre la abundancia relativa y distribuci�n de algunas especies de rapaces neotropicales end�micas. Sin esta informaci�n es dif�cil determinar si una especie sufre una regresi�n poblacional o si s�lo es naturalmente rara.  La informaci�n b�sica referente a la abundancia relativa, y sobre otros factores que afectan a varias especies neotropicales, mejorar�a el conocimiento de sus estados poblacionales y, cuando sea necesario, ayudar�a en los futuros esfuerzos destinados a su conservaci�n.

 

2. Historia natural de rapaces poco conocidas.

Por historia natural debe entenderse aspectos como la biolog�a reproductiva (tipo de nido, tama�o de la nidada, temporada reproductiva, comportamiento y frecuencia de anidamiento), ecolog�a tr�fica (dieta, comportamiento de forrajeo y alimentaci�n), movimientos (dispersi�n y requerimientos de h�bitat.) Como en el caso de la distribuci�n y abundancia, una falta de comprensi�n de estos aspectos b�sicos de la biolog�a de las especies hace muy dif�cil ofrecer soluciones a la conservaci�n de especies que son naturalmente raras o que sufren disminuciones poblacionales. Un s�lido conocimiento de la historia natural de todas las especies de rapaces neotropicales es esencial para lograr exitosamente su conservaci�n.

 

 3. Impacto antropog�nico en las poblaciones de rapaces � degradaci�n de h�bitat � contaminantes � persecuci�n directa.

Las principales amenazas a las rapaces en el Neotr�pico son el producto directo o indirecto de las actividades humanas. Estas amenazas generalmente son extensivas a los ecosistemas en su totalidad. La sensibilidad �nica de las rapaces, su dependencia de grandes �reas y su ecolog�a de depredadores tope, las hacen importantes centinelas del cambio ambiental. Esta capacidad, permite compararlas con los canarios empleados en las minas de carb�n pues proporcionan una alerta temprana de las condiciones ambientales peligrosas. El estudio del impacto antropog�nico en las poblaciones de rapaces ser� �til para su conservaci�n y proporcionar� advertencias oportunas en situaciones en que un ancho espectro de biodiversidad pueda estar amenazado en el Neotr�pico.

 

 4. Mitigaci�n del impacto humano.

La preservaci�n de grandes extensiones de terreno inalterado ser�a un m�todo ideal para la conservaci�n. No obstante, se espera que el h�bitat contin�e siendo alterado debido a las actividades de extracci�n de productos forestales, la agricultura, el pastoreo y las necesidades generales de una poblaci�n humana en crecimiento. Bajo estas circunstancias, es importante pretender estrategias de desarrollo que tengan un impacto en la biodiversidad tan bajo como sea posible. La protecci�n de las rapaces, debido a sus �reas de vida relativamente grandes y a su necesidad de ecosistemas saludables, pude ayudar a asegurar la protecci�n de una amplia gama de especies, y por lo tanto, de la Biodiversidad en general.

 

 5. Sistem�tica de rapaces.

Aunque las rapaces representan uno de los grupos vertebrados mejor comprendidos, a�n queda mucho por entender de las relaciones fil�ticas entre muchas especies, e incluso de g�neros, en la regi�n. Tal entendimiento es crucial para evaluar el grado de biodiversidad que presentan las rapaces del Neotr�pico, lo que a su vez es vital a la hora de desarrollar programas pr�cticos efectivos para la protecci�n de esta fauna.

 

 6. Relaciones depredador-presa.

Dada la alta posici�n que ostentan las rapaces en las pir�mides alimentarias, sus presas comprenden, directa o indirectamente, una buena porci�n de todo el ecosistema. Un entendimiento cabal la ecolog�a tr�fica de las rapaces neotropicales aportar� mucho a la comprensi�n del papel que estos depredadores juegan en los ecosistemas neotropicales, y ayudar� a proporcionar estrategias para su conservaci�n.

 

 7. Ecolog�a del desplazamiento de rapaces neotropicales. (estudios de migraci�n)

La migraci�n de rapaces en el Nuevo Mundo es un evento espectacular. La migraci�n juega un papel especial en la vida de algunas rapaces ne�rticas y neotropicales, haciendo de muchas de ellas viajeras internacionales, e incluso intercontinentales. Estos desplazamientos de grandes n�meros de rapaces afectan a otras especies m�s sedentarias a trav�s de un incremento potencial en la competencia por los recursos; por lo tanto, se requieren esfuerzos de gran escala para garantizar la protecci�n de este fen�meno. La migraci�n condiciona que los conservacionistas deban trabajar a trav�s de las fronteras pol�ticas y pone en juego una ecolog�a que relaciona dos regiones biogeogr�ficas: el Neotr�pico y el Ne�rtico.

 

8. Ecolog�a de Comunidades de Rapaces (interacciones)

 Los estudios sobre la ecolog�a de comunidades de rapaces est�n en su infancia. A�n necesitamos un entendimiento b�sico de c�mo interact�an entre si las m�s de 100 especies que habitan la regi�n, ya sea como competidores o como depredadores y presas potenciales. Dada la alta diversidad de rapaces en la regi�n, los estudios sobre la ecolog�a de comunidades prometen hacer importantes contribuciones al campo en general, como as� tambi�n proveer nuevas perspectivas de c�mo protegerlas mejor.

                                                                                      

 

      NRN Logo Spanish